Cómo cambiará nuestra forma de trabajar después de la pandemia

http://blog.infoempleo.com/

La pandemia del coronavirus marcará un antes y un después en muchos aspectos de la vida tal y como la conocemos. La interacción social, la percepción de lo que es un riesgo, la interdependencia global, el cómo afecta la actividad humana al deterioro del entorno y, lo que a nosotros nos ocupa, y que es fundamental también en el día a día de la mayoría de las personas: nuestra forma de trabajar.

Tendencias en el futuro del trabajo

Pero la aparición de este virus y el desafío que está suponiendo su control ha acelerado procesos que ya se estaban produciendo de forma generalizada en el mundo laboral: la incorporación de robots a los procesos productivos (España tiene una de las mayores tasas de robotización 1,57 % frente a un 1,06% de la media de la UE), empresas con estructuras más ligeras gracias a la externalización de servicios, globalización y urbanización del mercado laboral, entre otros.

Este tipo de tendencias quedan recogidas en el informe que elabora anualmente la empresa de recursos humanos Randstad sobre el Futuro del Trabajo. En su última edición destaca cuatro tendencias que afectarán al mundo del trabajo.

1. Progreso de la automatización y creciente incorporación de robots en los procesos productivos

Se universaliza el empleo de la tecnología en el ámbito del trabajo mediante dos tipos de automatización: la que ejecuta tareas rutinarias como puede ser el cálculo o la colocación de piezas y las tecnologías basadas en la predicción, es decir, aquellas que son capaces de aprender patrones de comportamiento humano para después tomar decisiones de una forma más eficaz (aunque no exenta de problemas).

La automatización está cada vez más presente en todas las áreas de la empresa, no solo en el área de producción. Y, desde luego, en los departamentos de recursos humanos para los procesos de selección de personal. Hasta el punto que el 90% de las grandes empresas recurre a un cribado automatizado de CV para seleccionar candidatos, según algunas fuentes citadas en el informe.

2. Transformación de los acuerdos laborales

La figura del empleado a jornada completa y con contrato indefinido se está viendo sustituida por otro tipo de fórmulas que flexibilizan el mercado laboral y la contratación. El empleo temporal tiene mayor presencia en todo el mundo (en España este tipo de contratación es alto pero son otros los motivos) y crece la contratación a tiempo parcial. Aumenta también el acceso de las empresas a los servicios de trabajo temporal (ETT). Por otro lado, es notable el aumento de los trabajadores independientes, los autónomos. La crisis del 2008 impulsó el trabajo autónomo, que no ha dejado de crecer desde entonces.

3. Gig economy y online gig economy

Este fenómeno podría traducirse como “economía de los encargos”. Se trata de los ingresos que se perciben por la realización de pequeñas tareas que se solicitan a través de plataformas digitales. Estas aplicaciones ponen en contacto personas que ofrecen determinados servicios con otras que los necesitan.

Gozan de un gran nivel de implantación en EEUU y creciente en Europa. Es el germen de plataformas como Uber y tan populares como Taskrabbit (plataforma de encargo de pequeñas tareas como limpieza, mantenimiento y cuidados). En España algo similar podría ser Bla Bla Car. Suponen ya la principal fuente de ingresos para el 2% de las personas en edad de trabajar en la UE.

4. Nuevos puestos de trabajo

El informe señala que, en contra de lo que pudiera parecer, la automatización de tareas en el ámbito laboral está favoreciendo la creación de nuevos empleos. Es cierto que los empleos más rutinarios y tediosos se destruyen, pero existen mecanismos que compensan esta pérdida con la aparición de nuevas profesiones. Explican que esta dinámica está provocando una polarización del trabajo, es decir, bajan los trabajos de oficina y producción, con salarios y cualificación intermedia, pero aumentan los que tienen requieren de una gran especialización.

En el otro polo, como hemos visto en estos días, las actividades consideradas esenciales y que son responsables en gran parte del sostenimiento de la sociedad (limpieza y mantenimiento, atención y cuidados de dependientes, sanitarios, jornaleros) también se incrementan, aunque en menor medida.

Estas transformaciones están haciendo emerger tres tipologías de trabajo, según los expertos que participan en el informe:

  • Trabajo fronterizo (producir, instalar, mantener y desplegar tecnologías novedosas)
  • Trabajo de última milla (aquellos que no requieren altos niveles de experiencia tecnológica específica. Por ejemplo, teleoperadores o etiquetadores de contenido)
  • Trabajo para los ricos (servicios personalizados para personas con altos ingresos, por ejemplo, los personal trainers).

Sin embargo, estas transformaciones llevan de la mano otros tantos desafíos como pueden ser la depreciación de habilidades y el aumento de la desigualdad. Retos sobre los que habrá que proponer soluciones que aporten bienestar a las sociedades, y hablar entonces realmente de progreso.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable León24horas .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1and 1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies