Como niños con zapatitos nuevos han inventado la democracia comunista

Por Isidro García Getino

«NUEVA NORMALIDAD»

Como niños con zapatitos nuevos han inventado la democracia comunista, y así contemplamos la «nueva normalidad», realmente nueva y especialmente espantosa.

Nueva por jamás vista ni oída, normalidad viene de norma; algo labrado a lo largo de siglos como racional, sensato, humano, fruto de la experiencia social y la humanización que normaliza el vivir y convivir, no el dominar y subyugar.

Pero no !! Ahora es norma impuesta, clavada, incrustada a macha-martillo por la casta de Moncloa. Moncloa se ha convertido en la amenazante-norma vía decreto; o sea, ordeno y mando como norma y pobre de quien se salga de la norma… Estamos en la norma anormal, impuesta como ley ilegal, por un desgobierno anormal que cada día ejemplifica con más anormalidades para, por costumbre, intentar ir normalizando lo anormal; ¿existe algo más anómalo que la democracia comunista? ¿o es comunismo democrático?. Oir a P.Iglesias decir democracia es un puñetazo en la boca.

Nueva normalidad es pactar con Bildu la destrucción del empleo en España y hacerlo, según voceras ad hoc, «para salvar vidas». Solo posible si Bildu resucita a los asesinados por sus padres, hermanos o amigos. Si es así, bienvenido el pacto anormal. Destruir empleo es el máximo logro que proyecta el vice.

Nueva normalidad es el mensaje de Sánchez por TVE insultando a VOX y culpando al PP absolutamente de todo lo malo que el actual gobierno hace, que es mucho. El PP tiene la culpa del Sánchez inútil, su desgobierno, su transformación en títere de Iglesias, de bildu, de erc; pero sobre todo de su falsedad y demás «virtudes», todo eso es culpa del PP y de VOX ¡Normal y nuevo!

Nueva normalidad es la concordia que busca Sánchez a través de todas sus barbaridades anti-democráticas, ilegales, anti-constitucionales. Todas dirigidas contra la población, contra la economía, contra la unidad de España, etc. Todo por «respeto y para arrinconar el odio» (palabras textuales de Sánchez), ese odio que allí en Moncloa se cuece, se sirve y se difunde por toda España. ¿Quién, dónde cómo arrincona el odio que difunde el rostro y palabras de su vice? ¿Quién ha fomentado y propiciado el odio a Nissan?

Nueva normalidad consiste en dar estabilidad a la pobreza y perpetuar el desempleo, la ruina de media población, el cierre de millones de trapas, trabajos y sueldos. Y quieren hacerlo en co-gobernanza; neologismo que significa: todos los gobernantes de todo nivel y grado hacen lo que yo mando e impongo por decreto, y quien no cumpla o proteste será castigado; sea Madrid, Andalucía, Murcia o Diego Pérez de los Cobos.

Nueva normalidad acoge 850.000 limosnas mensuales que llamaremos “renta mínima vital”, para no llamarlo por su nombre. Pero eso es solo para empezar, pronto serán… bastantes más del millón. Y habrá otros millones que quedan fuera, a moverse para buscarse el sustento, “no les van a dejar atrás”, les dejarán debajo mendigando ayuda alimentaria que repartirá La Iglesia, ONGs cristianas, asociaciones de vecinos y otras. Y así se podrá contener el odio por ser parias que Moncloa produce con su despotismo podemita, ignorante, soberbio y comunista.

Nueva normalidad es anunciar a todo bombo que Sánchez inscribirá en el libro Guinnes su récord de proclamar 10 días de luto oficial, el más largo de la historia. Uno más de los muchos récords ya logrados y los que vendrán. Ese libro adquirirá un tamaño doble durante la gobernanza de Sánchez; se lo exige Soros, su hada madrina, su consejero y dilecto amigo que conduce a España por sendas seguras al abismo.

Nueva normalidad son las destituciones de cargos importantes en los cuerpos de seguridad del Estado, cargos que molestan a Marlaska. Él constituye una nueva normalidad que ha transformado a un juez en pateador de la ley como ministro.

La nueva normalidad deberá prohibir que exista la bandera de España por la gran desazón que causa al vice y a muchos ocupantes de Moncloa. Los vivos colores de nuestra bandera hieren sus torcidos ojos y su podrido corazón.

La nueva normalidad será un clamor del más genuino rechazo cuando PI accede a una estación y le “aclaman» como «malvenido» y peor visto. Así, aclamado por ese pueblo al que él odia y conduce hacia el paraíso venezolano con paso comunista y nacionalizaciones, con escraches y violencia de sus huestes.

Estamos solo al comienzo de la “nueva normalidad”. El futuro inmediato irá revelando mucha más de esa normalidad-anormal. Saldremos todos juntos de la pandemia, pero “unos mucho más fuertes para subyugar a otros”, los otros que salen mucho más débiles, absolutamente necesitados de una total rebelión contra la nueva normalidad de Los Unos.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable León24horas .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1and 1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies